Tierra de Gamers

ELDEN RING: La mejor armadura (no pesada) del juego

Cuando juegas a juegos tipo Souls, cuanta más ayuda de tu equipo consigas, mejor. Por eso una buena armadura es clave. El problema es que, a pesar de que hay cientos de armaduras, no es fácil conseguir una que tenga altas protecciones sin sacrificar muchos niveles del personaje para tener un nivel de carga que las soporte. Y claro, a menos que vayas a una build tipo tanque, no querrás gastar estos preciados puntos subiendo una característica que no te aporta demasiado.

Siempre me gusta elegir personajes híbridos, que puedan luchar a melee, pero que también tengan la capacidad de atacar desde lejos, como es el caso del profeta piromático que hice en Elden Ring. Cuando analizo las armaduras que llevo siempre doy prioridad a las defensas físicas por eso de que voy a melee, aunque sin olvidar el resto de defensas, que también son importantes en algunos casos.

Qué armadura usar al principio

Curiosamente, en Elden Ring (no recuerdo si es así en el resto de juegos de FromSoftware), he descubierto que las armaduras que tienen las mejores defensas físicas sin penalizar mucho la carga son las armaduras de infantería de las distintas zonas del juego. Si, son las armaduras que vas consiguiendo por el simple hecho de avanzar por las distintas zonas del juego y matar a los enemigos que te van apareciendo. Tras un análisis minucioso he comprobado que estas armaduras son las que mejor ratio de cobertura física tienen para lo que pesan. El problema es que son muy feas y normalmente la gente no las equipa. En general se prefiere llevar armaduras molonas, a ser posible de alguno de los bosses que tanto sudor nos ha costado eliminar. Pero ojo, estoy hablando siempre de armaduras de peso medio, en la que cada punto de carga cuenta. Armaduras ligeras o pesadas (ideales para personajes puros de magia o fuerza respectivamente) no cumplen esta regla, dado que suele haber más variedad. Sin embargo, para los que vivimos “entre medias” la cosa suele ser más complicada.

En este tipo de armaduras tiene que primar la funcionalidad frente a la estética. Yo he completado gran parte del juego con el set del soldado de Radahn. Es feo, si, pero tiene la mejor defensa física que he encontrado para su peso. Te animo a que le eches un ojo, tanto a este set como al resto de sets de soldados rasos para que compruebes tu mismo su calidad.

Set de soldado de Radahn

La armadura de Zamor

Te aseguro que estas armaduras te van a prestar un gran servicio durante gran parte del juego. Al menos hasta que llegues a la zona Pico de la llama. Un poco antes de llegar aquí, te habrás tenido que enfrentar a unos enemigos que pegan muy fuerte, Zamor, en las ruinas que llevan su nombre. Pues bien, la armadura que llevan para mi es la mejor armadura del juego en lo que se refiere a relación peso / protección. Echa un vistazo a sus estadísticas y convéncete por tí mismo. Pero sólo la podrás encontrar si completas la mazmorra Tumba del héroe conquistador de gigantes. Está algo oculta, así que para llegar a ella desde el punto de gracia Necroposte de los gigantes, sigue la ruta que te indico en el mapa.

Te advierto, no es una mazmorra fácil, pero tampoco es difícil si sabes lo que tienes que hacer. El “truco” de esta mazmorra es que algunos enemigos son sombras y, en este estado no podrás golpearles pero ellos a ti sí. La buena noticia es que no tienes que enfrentarte a ellos si no quieres, basta con que los evites. Sin embargo, sí que es necesario que elimines al menos a uno: el gigante con espada que guarda la puerta previa al boss. Si no le eliminas, la puerta no se abre.

Para poder eliminar a las sombras lo que hay que hacer es que pasen por las zonas que tiene una especie de círculo mágico iluminado en el suelo. En cuanto entren en contacto con este círculo, las sombras se hacen corpóreas y podrás golpearlas (y matarlas). Puedes hacerlo con todas las sombras, aunque en algunas el encontrar el círculo tiene truco, como te anticipé antes. Te dejo un breve vídeo para que veas cómo se hace en el caso del gigante, que es realmente la única sombra que queremos matar.

Video: Cómo activar la luz mágica previa al gigante

Una vez descubierto dónde se encuentra la luz, solo tienes que atraer al gigante a ella y acabar con él. Enseguida se te abrirá la puerta del fondo y podrás enfrentarte al boss de la mazmorra, que no es otro que un anciano guerrero de Zamor. Cuando lo derrotes, obtendrás la deseada armadura. Y, no solo es muy buena, además ¡es muy bonita!. Que la disfrutes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.