Tierra de Gamers

ENDER LILIES: Quietus of the Knights, análisis

Valoración

Positivo

Negativo

Soy muy fan de los Metroidvanias y más aun si cabe de los juegos que beben de la saga Souls, por eso cada vez que sale un juego que aúna ambos estilos me lanzo a probarlo como un poseso. Sin embargo, lo normal es que no pase mucho tiempo hasta que llego a un punto en que me lío, normalmente por la complejidad de los mapas, o algún boss se me atraganta y pierdo el interés. Me pasó un poco de ambas cosas con el Hollow Knight, para muchos el mejor soulslike en 2D de la historia.

Sin embargo, creo que esto no me va a pasar con Ender Lilies. Llevo ya algunas horas con el juego y me está sorprendiendo de forma muy grata. Pero, trato de explicarme mejor.

El primer vistazo

La primera impresión nada más comenzar es de absoluta belleza. Comparte con el mencionado Hollow Knight la estética oscura y decadente pero, desde mi punto de vista, le supera con creces. Lo que vemos en Ender Lilies es un mundo lóbrego, muy detallista, que trata de reflejar la decadencia del mundo en que se desarrolla la historia, muy en consonancia con lo que se nos cuenta. Pero esta decadencia no le afea en nada, más bien al contrario. Quizás lo único triste de este juego sea el tener que jugarlo en la minúscula pantalla de 7” de la Switch. Para mi, totalmente recomendable (si no imprescindible) disfrutarlo en pantalla grande, aunque esto seguramente limite mucho el tiempo que podamos dedicarle.

El diseño de personajes sigue los cánones de los cuentos de hadas, obviamente marcado por la atmosfera oscura que sirve de marco a toda la obra. Un personaje principal totalmente blanco, puro, que sirve de foco de luz para que seamos capaces de seguir la acción. El resto de personajes con muchas sombras, un poco para hacernos ver que son menos importantes, aunque también un poco para jugar a esconderlos con el entorno y darnos pequeños sustos si no estamos atentos. Y todo ello con un estilo pictórico imitación de una pintura de acuarelas que le sienta fenomenal. Como veis, en lo que se refiere al aspecto visual, este juego te gana desde el minuto uno.

Un poco más de chicha, por favor

Pero hasta aquí no es difícil, muchos juegos nos hacen babear por las fotos que vemos de anticipo y, en cuanto les hincamos el diente, su interés se desvanece. Tranquilos, no es el caso.

He de confesar que al principio pensaba que el juego era demasiado fácil (y os aseguro que soy todo lo contrario del típico coreano hard-core de reflejos extremos), lo que me hizo preocuparme un poco. Pero, pasadas unas cuantas pantallas y varios checkpoints, la cosa poco a poco comenzó a cambiar. Primero, como comentaba sutilmente antes, con una inteligente colocación de los enemigos para que estuvieran integrados con el entorno, lo que hace que si no andas con ojo te llevas puesto a más de uno. En un segundo momento también empiezan a aparecer más enemigos, más juntos, que hace que matarles no sea tan sencillo. Ya no solo tienes que estar pendiente al que te ataca, si no a lo que te está disparando el de atrás. Pero bueno, de momento se lleva bien porque son enemigos rápidos de liquidar. Pero entonces se empiezan a complicar y no solo comienzan a tener mecánicas más agresivas, si no que también se hacen más duros. Ya no basta con dos taques para quitarlos de en medio. Es importante decir que una de las mecánicas a las que hay que acostumbrarse es que, aunque no hay barra de stamina como en muchos Souls, el personaje solo puede hacer combos de máximo tres ataques con un pequeño cold down después. Esto hace que en cuanto un enemigo pida más de tres golpes, seguramente tengas que defenderte de algún impide ataque. El gameplay va ganando poco a poco en dificultad y, con ello, nuestras ganas de superación van poco a poco tomando el control, como no puede ser de otra forma en un buen Souls.

¿Y de los bosses que os puedo decir? Aun siendo esto una primera impresión (lo que implica que no he podido catar aun todos), decir que, hasta donde he podido ver, hay un Boss principal por bioma. Me ha gustado que cada uno tiene su mecánica de dos / tres fases (algunos con sorpresa) bien diferenciada. Es verdad que al ser un juego en 2D las mecánicas están más limitadas en en sus hermanos mayores de 3D, pero es de agradecer que cada boss, sin suponer un desafío brutal, si te haga tener que fijarte en su set de movimientos y pensar mínimamente la estrategia para derrotarle, lo que te lleva al menos unos cuantos trys. Señalar que su muerte desbloquea nuevas habilidades así como nuevos movimientos del personaje, lo que abre nuevos caminos en el escenario , que a su vez nos hace revisitar zonas previas para encontrar secretos y caminos inexplorados (¿esa esquina a la que no llegas pero que el mapa dice que que tiene salida?).

También mencionar hay desperdigados por el mapa algunos mini bosses con mecánicas más sencillas. No es que supongan un reto pero al estar escondidos por el mapa, depende de cómo vayamos de fuerzas, si que puede costarnos algún disgusto. Por último, los mini bosses no nos dan nuevos movimientos, pero sí habilidades extra, por lo que conviene liquidarles.

La historia

Más allá de lo que he mencionado al principio del ambiente lúgubre y decadente que impregna toda la obra, no he hablado hasta ahora de la historia porque realmente en este punto no se muy bien de qué va. Siguiendo los patrones más estrictos del gran Miyazaki, la historia se va contando con cuenta gotas, a base de pequeños fragmentos de animaciones que nos hablan de un mundo llamado Finisterra, donde un cataclismo llamado el Diluvio Mortal transformó a todos los seres vivos en muertos vivientes. Nuestra protagonista es la joven Lily que, acompañada por el espíritu de un guerrero que la protege (y que hace de arma viva), va devolviendo la pureza a las pobres almas consumidas por el Diluvio.

Seguro que al final todo tiene sentido (o no, con lo que me tocará googlear en busca de lore del juego para enterarme), pero en este punto poco más os puedo contar.

Conclusiones

Si con todo lo que lleváis leído aun no tenéis claro si el juego merece la pena, más allá de deciros que sois un poco lentos, no se qué más puedo decir. No, en serio… a mi me está encantando. Ender Lilies, sin inventar nada nuevo, lleva la formula de los soulslike 2D a un nuevo nivel de calidad. Eso si, para disfrutarlo os tienen que gustar los juegos que obligan a superarse, a volver sobre nuestros pasos e investigar, a pensar la build perfecta para cada enemigo, … Si sois de gatillo fácil, creo que mejor dejarle pasar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.