Tierra de Gamers

ALAN WAKE II: ¿Juego o historia?

VALORACION
Positivo
Negativo

Cuando se anunció este juego hace ya bastantes meses, la verdad es que no le tenía en el radar. Había escuchado de las anteriores aventuras de Alan Wake, pero nunca me había acercado a ellas, así que una nueva entrega de la saga no despertó en mí la mínima curiosidad. Tampoco ayudó el que las reviews que salieron hablaran de un buen juego sin más. Sin embargo, algo cambió cuando, contra la opinión generalizada, el NY Times lo puso en la lista de los mejores juegos del 2023

Una historia hecha juego

Nunca he sido un fan de estos juegos de terror. No me suelen gustar las historias de terror en el cine o televisión, porque suelen estar más enfocados al susto y al gore que a lo que podríamos llamar, terror psicológico. Y lo mismo pienso de los juegos, aunque he de reconocer que en este aspecto los juegos cuentan con la ventaja de que te meten en la historia a la fuerza, dado que sin ti a los mandos, la historia no avanza. También encuentro que, para que una historia de terror sea realmente buena, no puede hacer trampas, que es lo que muchas veces suele ocurrir. Es una línea muy fina entre crear el suspense necesario y el truco fácil.

En este sentido, Alan Wake II lo borda. Tiene una historia muy bien pensada y trabajada, sin ningún cabo suelto o costura que pueda romperse y dar al traste con lo construido. Es difícil explicar esta parte sin entrar en spoilers, así que me quedo con que la trama nos propone dos protagonistas principales, la inspectora del FBI Saga Anderson y el propio Alan Wake. Ambos personajes irán tomando el protagonismo durante el desarrollo del juego. A nivel jugabilidad no hay ninguna diferencia entre ambos, así que no te asustes. Pero cada uno tendrá sus propias capacidades “oníricas” (no se si es el término más adecuado). Saga, como buena detective, tiene capacidad para analizar pistas y obtener líneas de investigación y conclusiones. Alan por su parte, es un escritor con capacidad de influir en el desarrollo de la historia con las tramas que va imaginando. Las dos características influyen en el desarrollo del juego de forma notable, hasta el punto que sin el buen uso de ambas te aseguro que no podrás avanzar en la trama.

Tanto Saga como Alan (nosotros, como jugadores al fin y al cabo) deberán recurrir a sus habilidades especiales de forma constante para entender las pistas y situaciones que se van presentando y desbloquear el siguiente paso del juego. Quizás al final, la mecánica se vuelve algo repetitiva, pero para mí, ambas, tanto la de investigación de Saga, como la de construcción de historias de Wake han sido de las mejores aportaciones del juego.

Por supuesto, gran parte de que todo funcione es la ambientación que se le da al juego. La trama nos sumerge en una historia de sectas con un trasfondo sobrenatural que nos atrapa de inmediato. Todo ello enmarcado en un entorno opresivo de los típicos bosques centenarios de Estados Unidos, al más puro estilo de Twin Peaks. Además, se fuerza continuamente el recordarnos que estamos en un juego de los que dan miedo de verdad, con imágenes en modo flash que nos asaltan cuando estamos haciendo algo que nos acerca a un peligro. Todos los ingredientes consiguen que de verdad sintamos esa atmosfera opresiva continuamente encima nuestro, como sintiendo que en el siguiente paso que demos algo malo puede ocurrir. De verdad que no creo que esta sensación la haya tenido con muchos juego, pero Alan Wake II ha conseguido con creces que la sienta.

Y por supuesto nada de lo comentado anteriormente tendría sentido sin una puesta en escena al nivel. Puedes estar tranquilo, que aquí tampoco se falla. El diseño del juego es muy detallado, en tercera persona si, pero con una cercanía al personaje que consigue que nos metamos todo lo posible en la piel de Saga o Alan, quien toque en cada momento. Además, las cinemáticas son constantes, con un estilo muy televisivo, lo que refuerza aun más la sensación de que somos los protagonistas de una gran película de Hollywood. Incluso en algunos momentos hay secuencias protagonizadas por actores reales, por por el motor del juego.

Gameplay limitado

Pero no todo es color de rosas. Cuando pones tanto esfuerzo en una parte del juego, otro normalmente se ve perjudicado. En este caso, la jugabilidad del título. Una historia tan precisa, tan de detalle, hace que obligatoriamente el juego deba estar muy bien dirigido. Esto significa que no tenemos escenarios abiertos, pero que tampoco hay mucho margen para avanzar por distintos sitios. La historia obliga a ir pasito a pasito por la senda marcada. Tampoco es mayor problema si asumes que tu misión es desenmarañar la historia. De poco sirve que explores los escenarios, poco retorno vas a tener más allá de encontrar algún coleccionable medio oculto.

También hay que interiorizar que este juego no es un juego de acción ni nada que se le parezca, por mucho que en algunos momentos tengamos que acabar con nuestro arma con los enemigos que se nos aparecen. Y tampoco es un juego de puzzles por la misma razón. Puzles, “haberlos haylos“, como las meigas, pero no esperes que sean geniales. Está todo, como decía, al servicio de la historia. Para que parezca que estamos siendo más que un mero espectador en la misma tendremos fases de “acción”, fases de resolución de puzles y poco más. Tampoco ninguna de estas aportan nada diferencial, al contrario, creo que están resueltas con lo mínimo. Incluso, las de acción creo que son excesivamente difíciles para lo que el juego ofrece. Me llamarás flojo o algo similar, seguro, pero yo tuve que pasar al modo historia tras morir más de 20 veces en el mismo punto y quedarme frustrado por tener que esperar más de 2 min para que se volviera a cargar el juego (un poco más de optimización se agradece, ¿no?).

Y por último, no se si será tema nuevamente de la depuración del juego, de mi ordenador o del mismo doblaje, pero he encontrado varias veces a lo largo del juego problemas con la sincronización entre las voces en castellano y el texto de pantalla.

Resumiendo

Pues eso, resumiendo. ¿Merece la pena? Pues, siguiendo con la vena gallega, depende. Depende de que te guste la ambientación tan oscura, de que te guste este tipo de juegos en los que eres un acompañante de la historia y de que no te importe seguir los carriles marcados. Si asumes todo esto, te confirmo que puedes disfrutar mucho de Alan Wake II.

Picture of DarkHalbert

DarkHalbert

¡Me encantan los videojuegos! Es mi pasión desde que un día mi padre trajo a casa un flamante ZX Spectrum. Desde entonces, no recuerdo haber parado de divertirme, frustrarme, emocionarme y por supuesto, maravillarme con todo lo que este mundo es capaz de ofrecer. Solo espero poder transmitiros la misma pasión que yo tengo por este mundo.