Tierra de Gamers

TRIBES OF MIDGAR, ¿de qué va esto?

Tribes of Midgard: Intro

Reconozco que aun he jugado poco a este TRIBES OF MIDGAR y quizás sea algo precipitado ponerme a escribir. Pero, también pienso que es importante reflexionar sobre lo que ha ocurrido en estos dos ratos de juego, para determinar si quiero o no seguir dedicando tiempo a avanzar y desarrollar más el juego.

Lo primero que me viene a la cabeza cuando me paro a pensarlo es lo difícil que es clasificar este juego. Podría compararlo con un clásico como Ages of Empires, con el más reciente Valheim (con el que comparte también la ambientación nórdica), o incluso con un Leage of Legends. Menudo batiburrillo. Lo cierto es que bebe de todos ellos pero no se parece a ninguno. Sin duda, esta afirmación es la clave que hay que desarrollar para entender lo que nos ofrece ToM y apostar o no por continuar dándole.

Los (duros) inicios

Nada más aterrizar el juego te dirige, como no puede ser de otro modo, a un tutorial sencillote en que, en apenas en 20 minutos das un vistazo a las mecánicas del juego. Olvidaros de todo lo que veáis aquí. A parte de una primera impresión visual y de aprender a moverse por el mapa y recolectar las cosas que estén por el suelo, poco más vais a sacar en claro. Ah, se me olvidaba lo único importante del tutorial: la presentación de Yggdrasil, el árbol de la vida que se encuentra en el centro del poblado y sobre el que se centrará gran parte del juego.

Lo interesante comienza en cuanto se arranca una partida real. Aparecemos en el mismo campamento del tutorial pero ya no estamos solos. Entramos con un grupo de hasta 10 jugadores (no os preocupéis, el server hace el matchmaking de forma automática). Como se nos muestra en el tutorial, todas las noches la aldea va a ser sistemáticamente atacada por monstruos (igual que ocurre en Minecraft, otra referencia), y Todos los que “vivimos” en la aldea tenemos el deber de proteger al Yggdrasil para que la aldea sobrevida. Con esto en mente, y viendo que empezamos con lo puesto, lo primero que hay que hacer es equiparse bien. Así que nos toca patear los alrededores en busca de palos y silex que nos permitan hacernos nuestras primeras herramientas, que a su vez nos permitirán acceder a mejores recursos para poder hacernos armas y armaduras, que nos permitirán atacar a los enemigos y defender nuestra aldea. En fin, el ciclo típico de los juegos de los juegos de estrategia aunque aquí con el aliciente de que los periodos de día son relativamente cortos. Al principio no nos damos cuenta pero en pocos minutos llega la noche y si no hemos estado espabilados nos encontramos luchando contra los asaltantes únicamente con puñetazos y patadas. Este fue mi caso y os garantizo que no es muy recomendable. Por esto, sin darnos cuenta, el segundo día las cosas ya no nos las tomamos con tanta calma y tratamos de recoger y equiparnos todo lo rápido que nuestras piernas nos lo permiten. Diría que este es el primer punto a favor de ToM. Aunque, una mecánica similar ocurre en el mencionado Minecraft, en este bastaba con ocultarse y pasar la noche tranquilamente. En ToM esto no vale, lo que le añade un punto de tensión muy interesante.

Descubriendo el juego

Ya sabiendo de qué va esto y que no es bueno quedarse a admirar las flores del campo, hay que darse prisa en progresar. Así que comenzamos a recolectar y a equiparnos lo más rápidamente posible. Aquí también encontré un aspecto interesante… me dio la sensación de que el respawn de los materiales es muy bajo, lo que obliga a patear mucho terreno para encontrar minerales como sílex o hierro, indispensables para las primeras armas y herramientas. Pero bueno, después de un montón de vueltas y unas cuantas noches luchando con lo poco que pude construir, ya consigo una espada y una armadura básica con la que poder empezar a explorar más terreno.

Saliendo de la aldea, empiezo a encontrar animales, enemigos, nuevos biomas… todo es nuevo y emocionante. La emoción de explorar, encontrar materiales, desbloquear nuevas recetas. Esta fase me recuerda mucho al Valheim. Y, siempre con el estrés de tener que volver por la noche a expulsar a los enemigos que atacan la aldea, que le añade una motivación adicional.

La verdad, no puedo seguir hablando porque las escasas 2h de juego no han dado para mucho más, pero la primera impresión es que la mezcla de géneros al principio abruma mucho, pero a poco que tengas soltura con las mecánicas propuestas, poco a poco te vas haciendo una composición mental de qué hay que hacer en cada momento. Y, si, dan muchas ganas de seguir explorando y evolucionando el personaje.

Por cierto, que de esto no he hablado. Como en todo RPG que se precie (si se puede denominar así al ToM), hay clases de personajes y hay un árbol de habilidades para ir potenciando a tu avatar. Con tan sólo nivel 7 de personaje, lo que he podido vislumbrar es un árbol de habilidades asequible. No parece que sea de una complejidad abrumadora, aunque repito que es pronto para decirlo.

Pero bueno, ¿le doy o qué?

Una respuesta rápida: SI.

Una respuesta más elaborada: Tribes of Midgar es un juego duro de inicio, con muchos matices y recovecos que hay que asimilar antes de empezar a disfrutarlo. Tiene pinta de que empezar a dominarlo nos va a llevar un buen número de horas. Así que aquí depende de los gustos de cada uno. Yo entiendo que la mejor recompensa que nos podemos llevar cuando compramos un juego es que este nos guste y además tenga el suficiente contenido para que el disfrute dure lo máximo posible. Y creo que no me equivoco en pensar que ToM tiene ambos componentes, aunque sólo he empezado a vislumbrar todo lo que esconde.

No quiero cerrar este post sin mencionar algunos apartados que no me han gustado del juego, empezando por el diseño. Si bien no es lo que debe prevalecer en este tipo de juegos, a mi personalmente me ha llamado la atención el aspecto algo feo que tienen los personajes. Ya me diréis vuestra opinión, pero de entrada no sirve para empatizar con tu personaje. Y, tampoco me convence el sistema de movimiento. Por favor, que el equipo de desarrollo se de cuenta de lo molesto que en cuanto tu personaje se choca con cualquier obstáculo, se quede totalmente parado. ¡Mejoren ese sistema de colisiones!

Y a ti, ¿qué te ha parecido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.